Camden Town y su gente

_mg_3371

 

 

_mg_3376

Era un 24 de noviembre,
Quizás parecía un día normal, era jueves, ¿qué suceden los jueves? Quizás nada inusual.
Pero justamente paseaba por Camden Town, su locura me transmitía el frenesí de la vida londinense, donde nunca puedas pararte. Quizás fuera el momento, o quizás fuera el destino, cuando en una esquina observé a un hombre que tenía en sus manos unas tizas que agarraba con ímpetu, y que habían hecho que su piel, surcada por los años quedasen coloreadas por el tinte.
Quizás fuese ese detalle el que hizo que me parase en mitad del bullicio, en ese barrio alternativo cuando ese hombre me hizo parar y darme cuenta del mensaje que quería transmitirnos.

_mg_3378

Y por si no se puede leer bien, aquí les dejo el mensaje.

Una pequeña pregunta si me permites… ¿meditaste hoy ya? O harás lo mismo que ayer, tan apresurado y con prisas en tu camino. ¿Por qué no te paras y empiezas de nuevo? es tan simple como respirar, respirar suavemente, a través de tu nariz, respira desde tu vientre, y él crece, luego haz una pausa, (simplemente por un momento) y déjalo ir con una pequeña sonrisa.

#hymn648

+There are no comments

Add yours